Lentes de contacto especiales

¿Qué son las lentes de contacto especiales?

Uno de los tratamientos más empleados para tratar ciertos problemas optométricos son las lentes de contacto especiales.

En el mercado existe una gran variedad de tipos de lentes de contacto pensadas para distintos fines. Aparte de las fabricadas con fines estéticos, como por ejemplo para cambiar el color de los ojos, también podemos encontrar aquellas cuyo cometido es corregir deficiencias o alteraciones de la visión.

En este sentido, a lo largo del tiempo se han ido perfeccionando técnicas y materiales para mejorar su eficacia y su comodidad, incluso para ampliar el abanico de alteraciones oculares que pueden ayudar a tratar.

Existe la creencia extendida de que las lentillas, en este aspecto, no pueden ir más allá de corregir cierta cantidad de dioptrías en casos de miopía o astigmatismo, como podrían hacer las lentes de las gafas. Pero lo cierto es que su contacto directo con el ojo, aunque precisa que tengamos en cuenta otros factores relacionados con su confort y su salud, también permite realizar funciones que no están al alcance de los centenarios anteojos. Se trata de las lentes de contacto especiales.

Estas existen gracias a los avances en materiales y técnicas que permiten una mejor adaptación a los casos especiales de enfermedades o alteraciones oculares, así como actuar en cometidos que van más allá de corregir la refracción de la luz.

Ya son varios los problemas que podemos mitigar con tratamientos basados en lentes de contacto especiales.

En los casos de intervenciones con láser mediante la técnica LASIK, por ejemplo, en ocasiones se pueden presentar casos de dilatación de la córnea, algo que conocemos como ectasia post-LASIK. Esta se puede tratar con unos tipos especiales de lentillas. Se trata de lentes rígidos permeables al gas, o RPG, que pueden ralentizar e incluso detener el proceso de ectasia.

La ectasia post-LASIK no es el único caso en el que se presentan variaciones en la morfología de la córnea que pueden causar problemas de visión. Para gran parte de estos casos, las lentillas rígidas funcionan como una solución para corregir estas alteraciones de manera eficaz.

Para ciertos tipos de corrección, es preciso que la forma de las lentillas se ajuste de manera personalizada a los ojos de los pacientes. En estos casos, las lentillas te las hacen a medida y pueden provocar que tengas que acudir en más de una ocasión a su centro de optometría con el fin de optimizar sus ajustes.

En estos casos en los que se requiere del uso de lentillas rígidas, es de especial importancia el hecho de que sean permeables al gas. Esto hace que la lentilla permita el paso del oxígeno a la córnea, sin el cual esta podría sufrir las consecuencias de la falta de oxigenación y dar lugar a otros problemas. Para ello trabajamos con distintos materiales que nos permiten mantener una rigidez apropiada, suficiente para corregir el problema a la vez que se impide la asfixia del ojo.

Como puedes ver, las lentillas especiales se presentan como una solución a más de un problema oftalmológico que, de otra manera, podría ser más complejo y molesto de tratar.

Sin comentarios

Añadir un comentario